Carisma Menesiano

Contemplar al Verbo que deja el seno del Padre

«  Sí, hijos míos, os amo en Jesucristo, por Jesucristo ; tengo sed, si puedo hablar así, de vuestra dicha y salvación; no hacemos vosotros y yo más que un solo cuerpo, tenemos los mismos intereses, los mismos deseos, el mismo fin, queremos ir al cielo procurando la gloria de Dios en la medida de nuestras fuerzas y medios. ¡Ah, unámonos cada vez más en este pensamiento!. » (Juan María de la Mennais)

« El Espíritu Santo es el lazo de amor que nos une al Padre y al Hijo como une juntos al Padre y al Hijo. »
(Juan María de la Mennais)

« Se anonadó »

« La santísima Virgen ha dicho hablando de ella misma : respexit humilitatem ancillae suae et fecit mihi magna qui potens est ; si pues queremos que el Señor haga en nosotros y por nosotros grandes obras, es necesario que vea en el fondo de nuestro corazón una verdadera y sincera humildad … » (Juan María de la Mennais)

« Los más pobres y los más desgraciados deben tener nuestras preferencias. » (Juan María de la Mennais)

Paz a los hombres de buena voluntad

  « U nos dicen: tengo demasiados defectos y pocos talentos: ¿no es signo de que no tengo vocación? Responderé: ¿Eres un hombre de buena voluntad, es decir, tienes la voluntad de ser completamente de Dios? Vete en paz, ¡eso es lo esencial! »
(Juan María de la Mennais)

« El espíritu de la Congregación es un espíritu de paz y caridad. Recomiendo a los hermanos vivir juntos en una perfecta unión y evitar cuidadosamente lo que pudiera alterar la paz y la caridad. » (Juan María de la Mennais)

Llamados a ser imágenes de su Hijo

« Toma en todo a Jesucristo como modelo. » (Juan María de la Mennais)

« Cuando nos dice que quiere nuestra santificación, es como si dijera que quiere encontrar en nosotros las perfecciones de su Hijo … que sigamos a Jesucristo en todos sus caminos, …  que amemos lo que Él amó, … En una palabra que todos nuestros pensamientos sean conformes a sus pensamientos y que seamos su imagen viviente. » (Juan María de la Mennais)

 

 

Dejad que los niños vengan a mí

 

« Cuando el Verbo se ha hecho carne y ha habitado entre nosotros, ¿no ha instruido con su boca divina todos aquellos que le seguían?, ¿no ha reunido en torno a Él a los niños para enseñarles y bendecirles? » (Juan María de la Mennais)

« ¡Ah !, ¡Ojalá no lo olvidéis! Vuestra obra es bella, santa, porque tiene por objeto hacer no sabios sino santos … » (Juan María de la Mennais)

« ¡Sublime vocación!  Es la del mismo Jesucristo … La Escritura nos dice que ha pasado haciendo el bien, instruyendo a los pobres, dando vista a los ciegos, enderezando a los cojos, curando a los enfermos … y vosotros también hacéis prodigios en el orden espiritual. » (Juan María de la Mennais)

Mirar al Crucificado

« Cumple tus funciones con un gran celo y gran amor : ¡qué dicha, qué gloria para ti haber sido llamado a cuidar de estas almas que Jesucristo ha rescatado con el precio de su sangre! » (Juan María de la Mennais)

«  Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. » (Jn 13, 1)

Getsemaní

« No encontrarás la paz más que en un perfecto abandono. » (Juan María de la Mennais)

« Cuando nos llama y nos atrae, seguir la atracción de su gracia, ir a él con la sencillez de un niño pequeño que se deja conducir de la mano . » (Juan María de la Mennais)

« … Ser humilde, pequeño, dócil en la mano de Dios. » (Juan María de la Mennais)

Último en Twitter

Más información

 

Último en Instagram

©2016 Administración Provincial. Hermanos Menesianos || Menesianos España